Planeación
estratégica

En la Corporación Gilberto Echeverri Mejía trabajamos de manera articulada con las Instituciones de Educación Superior ubicadas en Antioquia, las organizaciones educativas, las administraciones municipales, los empresarios, las familias y los ciudadanos de la región alrededor de cuatro dimensiones estratégicas; estas representan los pilares fundamentales que posibilitan la integración de acciones y estrategias para alcanzar los objetivos misionales de la entidad. 

ilustración-institucional

Comprende estrategias de preparación para el acceso a cualquier nivel de formación en educación terciaria, incluyendo el trabajo con los estudiantes de la educación básica y media y con otros grupos poblacionales de interés. En este componente se busca integrar los conocimientos de los beneficiarios con sus intereses y prácticas, con el fin de estimular y favorecer el tránsito a educación terciaria.

Implica la ejecución de estrategias destinadas a asegurar el éxito en la conclusión de procesos educativos y de formación en la educación terciaria. Estas estrategias se enfocan en potenciar habilidades y conocimientos, fortalecer la capacidad de autogestión y resolución de problemas, así como fomentar un compromiso efectivo con el proceso educativo. El propósito fundamental de este componente es proporcionar herramientas que ayuden a mitigar el impacto de las barreras
económicas, sociales y personales que podrían obstaculizar el avance de los estudiantes a lo largo de su proceso de formación en educación terciaria.

Engloba las estrategias de vinculación territorial que se ejecutan en las comunidades, con el propósito de fomentar dinámicas productivas, económicas y sociales mediante la interacción entre la sociedad, el sector productivo y la formación de la población en educación terciaria. La finalidad de este componente es aportar al desarrollo de procesos técnicos, científicos y de innovación en el territorio, sirviendo como vehículo para la materialización de la transferencia social de conocimiento.

Establece estrategias de vinculación entre las diferentes dependencias de la entidad con el objetivo de fortalecer tanto la operación como la gestión institucional. Este enfoque busca promover la colaboración efectiva entre las distintas áreas, impulsando una sinergia que contribuya a optimizar los procesos internos y a fortalecer la eficiencia global de la entidad.